Dramático el estrés en el trabajo

Por: Dra. Aury Beltrán, PCC

Las personas incorporadas a la fuerza laboral a cualquier nivel jerárquico comparten de ocho a doce horas diarias los retos, objetivos, y dinámicas de una empresa u organización que paga por sus servicios. Si sacamos la cuenta, matemáticamente se comparte más tiempo en el trabajo que con la familia. No hay vínculos consanguíneos entre los miembros del grupo, mas sin embargo constituyen una comunidad donde se comparten diariamente los sentires, pesares, éxitos, fracasos, y altibajos que el entorno laboral provoca.

En su nuevo libro “Overworked, Overwhelmed and Underpaid”, el autor Louis Barajas identifica algunas señales de que un empleado está cerca de un colapso nervioso:

  1. Con frecuencia trabaja más de cuarenta horas a la semana.
  2. Ha considerado seriamente abandonar el trabajo o cambiar de empleo al menos una vez durante el mes pasado.
  3. Se le ha escapado al menos una fecha de entrega de un trabajo importante en los pasados seis meses.
  4. Pospone sus visitas médicas porque no tiene tiempo o dinero para ir.
  5. Se siente más estresado e inseguro en torno a sus finanzas que hace cinco años.

Lo cierto es que existen factores ocultos muy íntimos y sutiles que contribuyen al estrés laboral que no son tan obvios a los ojos de colegas o supervisores. Sin embargo, estos elementos pueden tener un mayor impacto negativo en la productividad de una persona en su trabajo a corto y a largo plazo.

Por un lado, llevar los problemas del trabajo  al hogar afecta la vida personal. Se desarrolla una lucha por definir los límites entre trabajo y familia, pero a la hora de la verdad, cuando el trabajo apremia, la familia debe esperar. Esa falta de balance puede afectar, asimismo, el rendimiento en el trabajo, convirtiéndose en un círculo vicioso.

A menudo se hace difícil disfrutar del tiempo designado para vacaciones, o se toman las vacaciones para realizar otro tipo de trabajo a tiempo parcial. Si es imposible desconectarse del trabajo, no es posible sentir el beneficio del descanso y la relajación. Hasta podría darse el caso de que la empresa se haya consolidado o reducido, en cuyo caso el volumen de trabajo aumenta e impide tomar las vacaciones.

Los altos niveles de competitividad y el chisme pueden resultar altamente tóxicos para la salud física y emocional. Si la persona es el blanco de rumores de oficina o es el centro de una lucha de poder, los niveles de estrés pueden aumentar descontroladamente.

Muchos empleados sencillamente sienten que su trabajo no es valorado. Y no se trata del sueldo o de los incentivos, sino del estímulo y la motivación que hace a la persona sentirse reconocida en sus acciones y validada emocionalmente.

La buena noticia es que hay alternativas para manejar los detonadores del estrés, a pesar de que parezca imposible cuando la persona se encuentra en medio del remolino del “burnout”; lo importante es restaurar el balance entre la vida profesional y personal. De acuerdo a un Estudio realizado por el Family and Work Institute en el año 2007, las personas que asumen una actitud de prestar igual proporción de atención a su vida personal que a la profesional, experimentan menos estrés.

??????????????????????????????? La receta es muy sencilla: fijar límites estrictos entre el trabajo y las demás facetas de la vida, enfocar en lo que se está haciendo en el momento presente, sacar tiempo para descansar y recuperarse, y mantenerse claro en cuanto a la congruencia entre los valores y las prioridades en la vida, sin perder control sobre estos.

En el Taller “Con Kalma y Sin Estrés” que tendrá lugar en Ponce el 24 de octubre de 8:30 a 4:30 pm. en el Centro de Convenciones El Señorial, la Dra. Aury Beltrán y la Prof. Elba Delgado compartirán una tecnología sencilla y práctica para lidiar con el estrés con un enfoque de balance tanto preventivo como remedial, transformándolo a favor nuestro, de los seres queridos, y del entorno. ¡Sin prisa, y haciendo las paces con el reloj!

La Autora es Coach de Vida y Empresarial Certificada con Credencial PCC por  International Coach Federation, Experta en Inteligencia Emocional, Presidente de Conscious Marketing & Research, Directora de YogaLatina, Facilitadora Certificada del Sistema “Psych-K”, Consultora en Comunicaciones,  Profesora de Coaches en Puerto Rico, y Conferenciante Empresarial.      787-364-5838     aurybeltran3@gmail.com

Publicado por primera vez en el periódico La Perla del Sur, 15 de octubre de 20

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manejo del Estrés. Guarda el enlace permanente.