11 consignas para mantenerte joven

11 consignas

Muchos de nosotros tememos al paso del tiempo como un período de decadencia de poderes y quebranto de la salud. Pero si aprendemos a transformar ese miedo en una actitud positiva, combinando nuestra conciencia física, mental y espiritual con un patrón sensible de actividades, podemos aspirar a disfrutar desde ahora, de las bendiciones de una edad avanzada vigorosa y saludable.

Efectos combinados

Estudios realizados indican que la declinación gradual del cuerpo no es producto solamente del paso de los años, sino de los efectos combinados de la inactividad, el estrés y la nutrición inadecuada. Por otro lado, las estadísticas reflejan consecuentemente que mantenerse joven y envejecer óptimamente es algo más que tener buena condición física: cultivar vínculos y relaciones sociales fuertes, así como fijarse metas y objetivos, son además factores esenciales. En conclusión: la gente optimista y enfocada que conduce su vida con propósito, vive más que aquella que no lo hace.

Transformación interna

Para transformar el mundo, es necesario primero transformarnos nosotros. La condición ambiental, el estrés creado por la constante demanda de la población mundial por unos recursos naturales a punto de aniquilarse y el desasosiego político son reflejo del estado crítico en que nos encontramos.

Si deseamos un mundo habitable para nosotros y las generaciones futuras, es vital asumir responsabilidad individual y ser modelo para que los demas elijan vivir saludablemente.

Sentirse vivo en tiempo presente, decretando juventud y fortaleza, nos invita a afirmar once consignas para mantener efervescente la chispa de la vida hasta nuestro último hálito de respiración.

Soy la unión de cuerpo-mente-alma y me amo- La forma en que te sientes con tu vida no solo refleja tu estado de salud, ¡también lo afecta!  Hoy día la definición mundial de la salud incluye estos tres componentes. Cada vez más doctores recomiendan al paciente adoptar una actitud de fe, para que su cuerpo físico reaccione favorablemente. Estamos en el proceso de descubrir los pensamientos, sentimientos, actitudes, creencias, intenciones, palabras y actos que nos permitirán tener una vida larga y sana. El cuerpo físico sana desde adentro.

Activo mi creatividad y mi curiosidad – jAtrévete! Una actitud de sorprenderte y sorprender al mundo es indispensable para hacer cada día diferente. Conéctate con tus musas; pregunta; expresa tus ideas aunque sean descabelladas; plasma tus inventos por escrito, en lienzo, en fotos, en ilustraciones. Utiliza tu imaginación para acentuar tu habilidad de relajarte y activar tu sabiduría interna. Hazle saber a todos tu forma de pensar y contribuye a la historia universal.

Afilo mi memoria – Haz un esfuerzo consciente para recordar, dale significado a la información que deseas recordar, escribe los datos y fechas importantes y consulta esa agenda, asigna lugares en la casa para colocar “notitas para recordar”, ejercítate a menudo cardiovascularmente, reduce la ingesta de cafeína y alcohol, consume más vegetales y frutas (antioxidantes), toma una multivitamina diariamente.

Sano y me conecto con los cuatro elementos – Disfruta del sol con moderación para promover la fotosíntesis de vitamina D en la piel para elevar el pH de los fluidos del cuerpo, ayudando a prevenir y curar enfermedades; respira larga y profundamente y deja que la brisa acaricie tu piel, camina descalzo por la arena o grama para que tu sistema bioeléctrico natural se funda con el campo magnético de la Tierra, despéjate en una catarata, con baños de mar o bajo una buena ducha, consume mucha agua natural y date baños de asiento.

Estoy organizado interna y externamente – Ordena tus pensamientos para que tus palabras denoten orden y justicia, organiza tu habitación, tu área de trabajo, tu vehículo, tu cartera, tus archivos, tus cuentas, planifica las actividades del día.

Tomo decisiones sabiamente – ¿Sabes decir “no” o acostumbras decir “quizás…”, “después…” o “me gustaría algún día…”? La mayoría del desorden que te rodea esta generado simplemente por dilatar o posponer la toma decisiones (hacerlo emocionalmente suele ser riesgoso). Las decisiones deben ser tomadas racionalmente, haciendo una lista y diferenciando entre lo “importante” y lo “urgente”.

Alimento mis oídos con música – La música puede sumergirte en profundas fuentes de esperanza y fortaleza que están a menudo —en estos tiempos de ansiedad— más allá de nuestro alcance consciente. Puedes hablar, sonar y cantar no solamente para vendar el dolor, sino para conectarte con la verdadera esencia de tu ser. Cuando te abres a la energía del ritmo universal, descubres que eres un instrumento sonoro de la corriente de vida.

Suelto los miedos y abrazo las posibilidades – El miedo es energía creada por uno mismo, de manera que puede transformarse en amor. Estás libre para considerar innumerables posibilidades. No hay límites; fluye. Reconcíliate contigo mismo.

Convierto mis talentos en fortalezas – Encuentra y utiliza tus tesoros interiores para que se abran nuevas rutas hacia el futuro. Todo lo que te ocurre obra a favor de tu bienestar, con alegría y optimismo. Hay un caudal de fuerza interna que te hace creer en ti. Toda palabra que sale de tu boca es sagrada.

Acepto el cambio y me muevo con él – Si cambias el pensamiento, va a cambiar tu emoción, y así también tu comportamiento. Móntate en la rueda de lo nuevo y dale un giro a tu vida. Puedes hacer que cada dia sea un tiempo maravilloso.  Acepta el reto y conviértete en el mejor arquitecto de tu vida.

Amo, cuido y disfruto de mi mascota – Estudios científicos demuestran que personas con mascotas redujeron la probabilidad de morir de un ataque al corazón en un 4 por ciento, redujeron el nivel de colesterol, triglicéridos y la presión arterial en un 2%. Los dueños de mascotas padecen de menos ansiedad y se relajan fácilmente. Los animales promueven contacto social entre personas extrañas más fácilmente y su presencia fomenta la comunicación en niños retraídos (pet therapy). Se ha comprobado que las personas con mascotas no se sienten solas; por lo tanto, no se deprimen. Asimismo, los dueños de mascotas aprenden a “escuchar” mejor y se conectan más fácilmente con su “niño interior”.

El amor que sientes por ti permanecerá contigo toda tu vida. Basta con la intención, disposición, y mucha práctica. La juventud emana desde adentro por cada poro de tu piel, en una sonrisa energética.

La autora esta avalada por la International Coach Federation, es especialista en inteligencia emocional, presidenta de Conscious Marketing & Research, fundadora de YogaLatina y Agro-Yoga Kids, consultora en comunicaciones y conferenciante organizacional. Para más información puedes llamar al (787) 364-5838 o escribir a aurybeltran3@gmail.com

Publicado por primera vez en la revista Buena Vida, Septiembre 2010.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bienestar. Guarda el enlace permanente.