¿De-presión navideña? – Haga un “Reset”

Por: Dra. Aury Beltrán, PCC

Ya viene por ahí la Navidad… esa temporada dual que energéticamente tiene la capacidad tanto de alegrarnos como de deprimirnos. Observe: ¿va sintiendo más presión que la usual? ¿Se asoma la ansiedad, la nostalgia y la melancolía? ¿Se activan los recuerdos? ¿Ya se le está “disparando” el botón de la de-presión?

Identifique  ►  Rompa Bloqueos  ►  Tome Acción  ►  Transforme y Cambie

            ¡OJO! Porque tanto en lo personal como en lo ocupacional, podemos estar arriesgando demasiado si nos dejamos arrastrar por los fantasmas del pasado y los desenfoques del presente. Mejor sacudámonos y echemos una mirada a las opciones para “bailar” a un SON más práctico y agradable. ¡A “RE-SETEAR” su plataforma de vida!

Portrait of a young couple and a child with their arms outstretched

    1. Mueva el esqueleto, ejercítese, al menos camine al aire libre un rato cada día.
    2. Saboree alimentos  con aceites Omega 3 (atún, salmón) y Ácido fólico (espinaca, aguacate) o suplementos equivalentes  para mejorar su función cardiovascular sin efectos secundarios.
    3. Haga algo diferente. Vaya al cine, siéntese en la plaza a ver la gente pasar, tómese unas clases de baile, haga manualidades, haga deportes, ¡juegue!. Ocurrirán cambios químicos favorables en su cerebro al alterarse los niveles de dopamina, la cual se asocia con placer, entretenimiento y aprendizaje.
    4. Reduzca los dulces; no café y no alcohol. Los primeros energizan y el alcohol relaja, pero sólo momentáneamente. Al cabo de un rato, regresan la inestabilidad de ánimo, la ansiedad y el insomnio.
    5. Deje que la luz del sol en la mañana penetre en su cuerpo para activar los ciclos de despertar/dormir y producir serotonina, la cual influye positivamente en su mapa mental.
    6. Reciba acupuntura, ya que promueve y calibra los desbalances de energía en el cuerpo. Regálese un masaje corporal de relajación.
    7. Practique Meditación, cuyos efectos cuerpo-mente están altamente documentados para aliviar su mente y calmar sus pensamientos.
    8. Practique Yoga para reducir el estrés, ajustar su ritmo cardíaco, reducir la presión y facilitar la respiración. Flexibilidad corporal equivale a flexibilidad mental.
    9. Congréguese con amistades alegres y chistosas; evite las deprimentes.MP900386362
    10. ¡Perdone, sonría y arrúguese de carcajadas!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manejo del Estrés y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.