¿Tengo Alma de Emprendedor(a)?

Glow-juggler

© Circus Malabaristas

Por: Dra. Aury Beltrán, PCC-ICF

       Auto-conocerte es un elemento esencial para incursionar en el auto-empresarismo con éxito. Considera estas reflexiones que pueden ayudarte a identificar algunas características tuyas y permítete compararlas con las de otros “emprendedores” exitosos que conozcas personalmente o por referencia. Evalúa tus posibilidades.

  1. ¿Tienes una gran necesidad de alcanzar logros personales?
  2. ¿Necesitas estar en control (tomar decisiones que afecten tu vida diaria)?
  3. ¿Estás en disposición de tomar riesgos razonables si sientes que tu trabajo puede influir en los resultados?
  4. ¿Sueles cerrar ciclos (terminar lo que comienzas)?
  5. ¿Puedes trabajar en varias iniciativas simultáneamente a diario sin irritarte                   o frustrarte?
  6. ¿Re-inicias tus tareas fácilmente, tras ser interrumpido?
  7. ¿Eres perseverante?
  8. ¿Te sientes cómodo trabajando solo y a solas?
  9. ¿Puedes planificar tu trabajo y tu tiempo?
  10. ¿Manejas efectivamente la incertidumbre y el estrés cuando el panorama no fluye de acuerdo al Plan?
  11. ¿Te proyectas como un profesional competente y confiable?
  12. ¿Posees la disciplina de tener una oficina en tu casa?

¡Si contestaste afirmativamente en su mayoría, podríamos decir que posees algunas de las cualidades necesarias para lanzarte!

A continuación, un menú de cualidades que pueden caracterizar a un auto-empresario próspero:

Salud mental y física (entusiasmo, disciplina, auto-amor); independencia (responsabilidad, enfocar y dirigir); honestidad; seguridad (creer un uno mismo); urgencia (el éxito se mueve rápidamente, desde el presente); conciencia (alerta, con los sensores encendidos); realista (fijarse metas alcanzables); pensamiento cuántico (pensar “fuera de la caja”, originalidad); organización (sentido del orden, hasta dentro del desorden); objetividad (neutralidad, desapego); balance emocional; asertividad y alta auto-estima. ¿Te sientes capaz de ASUMIR EL TIMÓN?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Empresarismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.