Visión y Misión: Rumbo e Identidad de una Organización (Parte 2)

Por: Dra. Aury Beltrán, PCC-ICF

Mi artículo anterior (Parte 1) trata sobre la Visión Organizacional.

LA MISIÓN ORGANIZACIONAL

Es la definición de la organización en el momento presente; la razón de ser como organización. Contiene la identificación de sus competencias (producto, posicionamiento, mercado y alcance geográfico). Es una afirmación que describe su naturaleza y concepto, por qué estamos ahí, a quién servimos y sus principios y valores bajo los cuales pretendemos funcionar.

¿Por qué necesitamos una Misión?

  • Ayudará a mantener claridad y consistencia de propósito.
  • Proporcionará un marco de referencia para las decisiones importantes a tomarse.
  • Posibilitará obtener el compromiso de todos a través de una declaración clara.
  • Sirve como un documento de relaciones públicas, si ha sido preparada adecuadamente.

Una declaración de Misión bien formulada

  • No utiliza frases trilladas.
  • No se define por lo que seremos o en lo que nos convertiremos (ésa es la Visión).
  • Es amplia en su alcance para que permita el estudio de una gama de objetivos y estrategias factibles sin frenar la creatividad de la gente.
  • No es genérica; distingue a la organización.
  • No se debe confundir con las metas de la organización.
  • Habla del beneficio que la organización ofrece a la gente.
  • Es explícita en cuanto a lo que ofrecerá.

“Brainstorming”                                                                                                                                      Cómo identificar los aspectos a incluir en la declaración de Misión

  • 4735325329_fe8d9ae309_z¿Qué hacemos? (Tipo de negocio actual o futuro; por qué existimos; qué nos distingue.)
  • ¿Para quién lo hacemos? (Clientes y productos actuales y prospectos.)
  • ¿Cómo lo hacemos? (Preocupaciones económicas, los valores importantes, aportaciones a los públicos internos y externos.)

De manera que, ya sea para una organización que comienza o para una existente, es hora de considerar evaluar conscientemente el contenido de su Visión y Misión y tomar la decisión de que forme parte activa de su cultura corporativa, orientando y contagiando a los empleados con su contenido.

 

Imagen de flickr.com © mon_petit_monde
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Empresarismo, Organizaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.